Capitulo Uno – La fiesta de los servidores

Hola todos yo soy William y lo que ven, es lo que soy, tengo mucho éxito financiero, manejo varias empresas, tengo mucho dinero, pero mucho dinero en el banco, vivo en una gran ciudad y que decir de las mujeres, a veces pienso que no me alcanza el tiempo.

Es cierto y no lo dudes mi vida es genial comparado con la mayoría de las personas, personas como tú que solo pueden soñar lo que yo tengo. Pero déjame decirte que no nací con dinero, ni herede una fortuna ni nada por el estilo, es más hace muchos años era como tú, un perdedor, que me sentía feliz con lo que tenía y no aspiraba a nada más.

Pero todo cambia cuando te enamoras, quieres mejorar y haces todo lo posible, lo imaginable y hasta lo más despreciable para impresionarla, jajajaja me rio de solo recordarme, todo comenzó en el lejano año 2,000 el día que ella llego a trabajar a la empresa me cambio todo, esperen no tan deprisa, comenzare desde el principio.

31 de Diciembre año 1999.

Me encuentro viendo el especial de navidad de los X-MEN, todo mundo divirtiéndose en fiestas y yo haciendo lo que más amaba, NADA. Suena el maldito teléfono de mi casa.

  • Hola William que bueno te encontré se me olvido decirte que tienes que ir inmediatamente a la oficina por el Y2K, vas a ser el soporte por si algo terrible pasa.

Para explicarles lo más resumido posible que es el Y2K, era “UNA IDIOTES” por esos años, ya que las computadoras funcionan con el sistema binario a un tonto iluso difundió que las computadoras no pondrían reconocer el número 2 del año dos mil, por ser binario, como explique anteriormente, no creo que sea necesario que vuelva a explicar, si no entienden esto, va a ser más difícil para mí, cambiarlos a ustedes. Regresando al tema, tenía que ir a ver los servidores de mi empresa, ya que supuestamente todo se iba a borrar el 1 de enero del año 2,000. Qué tontería, cualquiera con dos dedos de frente sabía que no iba a pasar nada, pero igual tenía que ir.

Me abrigo lo más que puedo, ya que los servidores están en un cuarto frio, supongo que por primera vez iba a sentir el frio de la temporada, ¡Maldita sea, odio el frio!

Acá estoy en el cuarto frio, viendo a los servidores y sus luces estúpidas, que parecen que se burlan de mí, y mi jefe (un perfecto idiota, que lo tiene todo) está en una fiesta divirtiéndose.

Para que puedan entender si situación, mi jefe Carlos (El idiota) mejor conocido como Carlitos, aun lo llamaban así, era hijo de algún amigo del dueño de la empresa, no sabía nada de informática, mucho menos idea de cómo administrar un centro de cómputo, pero igual, era mi jefe, un niño, hijo de papa que siempre lo ha tenido todo, su papa siempre le dio lo que él quería, y cuando se le ocurrió tener un trabajo, bueno llego a ser jefe en su primer día de trabajo.

Regresando a mi, yo estaba, en medio del polo sur, muriéndome de frio esperando que algo pasara, dentro de mi, si quería que algo pasara, que el mundo se cayera a pedazos, que los bancos perdieran toda su información, que los aviones cayeran, ajajajaj. Lo siento en ese tiempo era algo sádico, extraño y con muchos problemas, pero no era un mal tipo.

Este evento en particular no se los hubiera contado si fuera importante, es decir ¿qué tiene de emocionante ver a un tipo esperando que llegue el año nuevo en medio de un cuarto frio? La verdad no tiene nada de emocionante, pero a mi jefe se le ocurrió la brillante idea de llevar su fiesta a la oficina, para especificar, se le ocurrió llevar la fiesta al cuarto frio.

Estaba sentado viendo como pasaba el tiempo, porque no tenía nada que hacer, y en ese momento no habían SmartPhones pues miraba al techo, cuando vi a mucha gente caminar a donde yo estaba, era mi jefe y sus odiosos amigos, siempre los llevaba a la oficia, parecía que trabajaban allí, ellos eran inseparables, tenía un poco de celos, ya que yo no tenía muchos amigos, bueno, bueno, no tenía ningún amigo.

Entraron en manada, una manada muy ebria.

  • ¿William que estás haciendo acá?
  • Carlos, usted me llamo para dar soporte a los servidores, ¿Lo recuerda?

Estaba ebrio y sus amigos más, todos se acomodaron y acomodaron sus botellas, estaba muy molesto porque tocaban todo lo que había en sala de servidores.

  • ¿Y para qué sirve este botón?
  • No presiones ese botón, esto no son juguetes.
  • Oye no te pases o le dijo a tu jefe que te despida, jajajja es broma, me caes bien.

Y otro por allí.

  • ¿Qué pasa si desconecto esto?
  • No lo toques.
  • Carlos tienes que sacar a estas personas de acá, van a arruinar un servidor.
  • Relájate Willi, todo está bajo control, es más deberías divertirte un poco, ten tomate un trago.

Yo que nunca había tomado un solo trago en mi vida, pensé que talvez era la forma de poder caerles bien a los amigos de mi jefe.

  • Está bien solo un trago.

Después de tomar el primer trago, algo paso, comencé a despreocuparme por el trabajo, total, siempre odie mi trabajo, seguí tomando uno tras otro, y cada vez me preocupaba menos. Para las 11:30 de la noche ya sentía que no me importaba nada, dejaba que los amigos de Carlos hicieran lo que querían, en eso apareció un ángel, si, un ángel, la mujer más linda que había visto en mi vida. No sé si era por el frio, la noche, o por los tragos que había tomado, me fui directamente a ella, le dije un par frases hermosas que había leído alguna vez en Internet.

Con mucha clase le dije lo siguiente.

  • Tu sonrisa es lo más bonito que he visto nunca. Hasta me parece que cada vez que lo haces, el sol vuelve a salir.
  • Menos mal que la belleza no es un delito grave. Porque de ser así, ya te habrían arrestado.

Años después ella me explico que fue realmente lo que le dije.

  • Tu sonrisa, jajajaja pareces un sol, jajajajaja bonito, tu bonito, jajjajaj. Espera, espera no te vayas que no he terminado la frase, yo nunca te había visto, lo más bonito es que no te había visto. Jajajajaj No te vayas tengo otra frase, esta te va a enamorar, no te muevas tanto, quédate quieta que no me concentro.
  • Vaya que ser bonita no es delito, jajaja o si es un delito, no sé, no me acuerdo, si es un delito, jajajaj estas arrestada, jajaajja.

La verdad no sé cómo, ella se quedó hablando conmigo ese día, estaba muy ebrio. Los minutos pasaban y la anarquía se situó en la sala de servidores, ya nada me importaba, solo que seguía hablando con ella.

  • Ya me acorde, ya me acorde de la frase, tu bonita, te arresto por tu sonrisa, jajajajaj así era, la lei muchas veces en internet o la vi en un chat, no me acuerdo.

A lo lejos vi que todos gritaban.

  • 5, 4, 3, 2, 1 Feliz año 2,000.
  • Jajajajaj no sé porque se abrazan el mundo va a explotar, por el Y2K ajajajjaja.

10:00 AM

Me desperté con un gran dolor de cabeza, no me acuerdo de nada de lo que había pasado, hasta soñé que estuve hablando con una chica maravillosa, ya mencione que era la más linda que había visto.

Me levante, y me cai, no podía ponerme en pie, me dije que no podía ir a trabajar así, y volví a la cama, y sentí una presencia, me desperté agitado, había alguien en mi cama, trate de recordar con todas mis fuerzas que había pasado, solo pasaban pequeños fragmentos de lo que paso ayer, no es posible, tomo mi sable laser, y si, tenía un sable laser de plástico para emergencias. Muevo la cobija y veo a una mujer acostada, eso era gran alivio, no sabía que había pasado.

Ella se voltea y veo que es la misma mujer que había estado ayer en la fiesta de los servidores.

  • Hola dormilón, ¿cómo va todo?
  • Gracias por permitirme quedarme aquí, pase una noche maravillosa.

Se vistió muy rápidamente, como si tenía experiencia en eso y me dio un beso, increíble, soñado, un beso sensacional, tenía sabor a Whisky, pero fue un beso fantástico y se fue. No me dejo su número, no sabía su nombre, como la iba a volver a ver.

Me pregunte muchas cosas, “¿Cómo había pasado esto?”, “¿ella era una prostituta?”, me quede petrificado una hora pensando muchas cosas, pero tenía que volver a verla, entonces me vestí fui al trabajo, sé que allí iba a encontrar a la única persona que sabía, quien era ella, mi jefe.

Al llegar a la oficina, mi jefe me dice.

  • Al fin apareciste, estaba comenzando a preocuparme por vos.
  • Te quiero presentar a mi hermana Karla, ella va a ser tu nueva compañera de trabajo.
  • La acabo de contratar, ¿Qué piensas?

Me acoste con la hermana del jefe!!!

Anuncios

En estado Inconcluso – Capitulo Cinco

Estoy tirado en el pavimento con una pistola en mi cabeza, alguien me está apuntando y me está llamando cobarde una y otra vez, dejo mi mente en blanco y solo espero que esto pase, lo más pronto posible. El prepara el tiro y me dice.

–          Quiero que sepas, que yo no mate a tu hermano, fue un accidente.

–          Estoy harto de esta prisión, en la que me metiste.

–          Desde hoy te libero de la culpa, que no te deja vivir.

¿De que hermano está hablando? tengo que saberlo, no recuerdo haber tenido un hermano, no puedo morir aquí, necesito saberlo. Me muevo con todas mis fuerzas y lo levanto, ambos caemos, y de la nada comienza a salir mucha gente de todos lados, me quedo asombrado, ¿de dónde salió toda esta gente?

Él temeroso se le queda bien a la gente, comienza a hacerse cada vez más para atrás, hasta que sale corriendo y huye. ¿Por qué les tiene miedo? ¿Qué está pasando aquí, de donde salieron todas estas personas?

Una de ella se me acerca, es un tipo mayor, de edad avanzada, me pregunta si estoy bien. Le contesto que sí, le pregunto qué está pasando, ¿Quién es usted?

Me dice que solo esta acá para ayudarme, me repite nuevamente “Yo estoy acá para ayudarte”, no entiendo que está pasando y de donde salió toda esta gente, me levanto molesto porque no logro entender, y toda la gente desaparece, solo se queda el Sr  y me dice nuevamente “Yo estoy acá para ayudarte”, “Trata de recordar a tu hermano y lo comprenderás”.

Comienzo a recordar, poco a poco.

Soy joven de 15 años de edad, veo mi reloj y son las 3:00 AM, me escape de casa de nuevo en medio de la noche, fui a una gran fiesta, todo el mundo me admira, todos quieren ser como yo. Soy el alma de las fiestas.

Casi no puedo caminar de tanto tomar, levanto mi cabeza y veo como alguien se va acercando así mí, lo veo borroso y me dice “Otra vez tomando, ¿cuándo vas a madurar?”, le contesto que yo no soy el perfecto de la familia, que para eso él estaba, para ser el perfecto. Trata de levantarme pero no se lo permití, el siempre entrometiéndose en mi vida, el hijo preferido, el gran estudiante.

Mientras me levanta, le digo que lo odio, que estoy harto que me esté ayudando siempre, que no necesito su ayuda, mi hermano, el gran hombre, el que tiene su futuro asegurado, el que gano un beca, el hijo favorito sin duda, yo solo soy un estorbo para la familia, se lo repito gritando.

Mi hermano me sube al auto, y mientras me está sermoneando como siempre, yo voy tratando de no escucharlo, quiero pensar en la gran fiesta que acaba de pasar y que tengo que reponerme, mañana hay otra fiesta, a lo lejos mi hermano me dice que ya tengo que cambiar, que él no va a estar cuidándome siempre, como si necesitara su ayuda. En un momento pierdo la conciencia, parece que esta vez sí he tomado mucho, trato de levantarme riéndome, ¿Qué paso acá? El cinturón no me deja levantarme trato de quitármelo, ¡Maldita Sea! Veo a mi hermano, esta inmóvil, trato de moverlo y está sangrando mucho, me asusto, me quito el cinturón rápidamente, trato de moverlo, le hablo, le grito que despierte, pero no lo hacer, no se mueve,  lo saco del carro y comienzo a pedir ayuda, es de madrugada y nadie me escucha, lo abrazo con todas mis fuerzas, le digo que lo quiero, que por favor me perdone, que no quería que esto pasara. Estoy devastado ¿Qué he hecho? Me pregunto una y otra vez, ¿Qué he hecho?, lo abrazo con todas mis fuerzas no lo quiero soltar.

Estoy sentado junto al Señor nuevamente, estoy abrazando el aire, y no paro de llorar, yo mate a mi hermano, fue por mi culpa.