Dejarla Ir…

Quiero comenzar contándoles que estuve enamorado o creer que lo estaba por casi 7 años, de una amiga (por así llamarlo), realmente fuimos compañeros de trabajo que salíamos juntos, pero en grupo, se podría decir que no éramos amigos del todo, ya que nunca salimos juntos o hablábamos solos, casi nunca nos mensajeamos (yo le mandaba HOLA y eso se quedaba en visto) de vez en cuando ella me saludaba en año nuevo o en navidad. Yo supongo que era uno de muchos que recibían en el mismo mensaje, pero el solo hecho que ella me enviara ese mensaje me hacía sentir especial para ella, me daba una pequeña esperanza.

Pero al fin de muchas veces de invitarla a salir, acepto y hablando con ella, después de tanto tiempo, descubrí que ya no estaba enamorado de ella como antes, o tal vez ya no lo estaba en absoluto, ella sigue estando muy bella, pero en realidad no teníamos nada que hablar, nada en absoluto, por más que traté hacer una conversación fluida, hubo inevitables lapsos de silencio, que eran muy incómodos. Ella es una mujer muy culta, con muchos estudios, pero de verdad no me ofrecía ningún tema para hablar, y puede ser que yo fuera el culpable, ya que no soy parte de su vida y no sabe nada de mí (o no le interesa), los 15 minutos obligatorios de preguntar como estoy y como está mi familia se fueron demasiado rápido.

En 7 años ha pasado muchas cosas, y en verdad creo que ya perdí interés en ella o tan solo me di cuenta al fin, que no vamos a llegar a ninguna parte, sea cual sea la situación no me dieron ganas de volver a intentarlo otra vez, creo que ya he madurado y ella también, y lo físico ya no es lo único que importa, ahora también necesito un poco congeniar con esa persona, porque sin nada en común y sin ella tratar de hacer que algo, es una batalla perdida que no vale la pena pelear.

Siento un gran vacío en mi alma que no se llena con nada.

Sin dudar de lo que voy a decir a continuación, sé que lo que estoy viviendo ha sido consecuencia de todos mis actos como hombre en este mundo, como siempre he dicho que todos tenemos lo que merecemos y aunque hay veces que es difícil de aceptarlo.

Creo que soy una buena persona a secas, no me meto a problemas, no trato de hacer el mal a nadie y hay momentos en mi vida donde he ayudado gente, por lo cual creo que mi vida está bien, bastante bien.

Pero hoy son las 3 de la mañana no he podido dormir y es que hay algo que no me ha dejado dormir últimamente, siento que hay algo que me falta, me falta amor, y no es que no lo tenga, tengo 2 hijos que seguramente me aman y yo lo amo mucho, pero me falta amor de una mujer, me falta tener a alguien con quien hablar, alguien quien me quiera, quisiera poder enamorarme de nuevo y sentir eso tan especial, que ya he olvidado como es y cómo se siente.

Tengo esposa y se supone que con ella debería sentir todo eso, pero no es así, al contrario siendo muchos rencores hacia ella, por todas las cosas que a mi punto de vista han sido injustas hacia mi persona y digo en mi punto de vista, ya que seguramente para ella eso no es así.

Siento un vacío tan grande que hay veces me han dado ganas de buscar a Dios, el dios que veo que conforta a todos los demás y que nunca ha entrado en mí, ya que me cuesta mucho creer.

Este vacío me deprime, no para querer dejar de estar en este mundo, pero es un tipo de vacío que quiero llenar de alguna forma, con cualquier persona que esté dispuesta.

Hay tantas cosas que he vivido que, me cuesta mucho confiar en las personas, soy tan desconfiado que me cuesta intentar hacer nuevas amigas, tengo la mente llena de tanto ruido que nunca me deja pensar, mi mente últimamente ha sido una enemiga, que  me tiene despierto pensando miles de cosas.

Quiero encontrar la paz y el amor, pero son tan difíciles de encontrar, no sé por dónde buscar, y no sé si lo voy a volver a sentir otra vez el amor en mi vida, y como lo digo, yo tengo una buena vida en términos general y tal vez esa es la razón por la cual me preocupan estas cosas que siempre he pensado que son tontas, pero en este momento de mi vida, y con todo lo que he vivido, comienza tomar cierta importancia.

Siento una tristeza interna que no puedo sacar, y que me mantiene mal, desmotivado y sin rumbo, tal vez en algún momento de tu vida te ha pasado lo mismo o tal vez no, no sé si me vas a entender.

Escribo esto, ya que es la única forma que yo tengo para poder expresarme, ya que no hay otra, con palabras nunca he sido bueno para expresar lo que siento, escribir siempre ha sido mi escape ideal y mi única forma de confortarme.

Hoy en este momento quiero llorar, no sé por qué razón, solo quiero hacerlo, pero no sale ni una sola lagrima, que me pasa, ¿porque no puedo tener paz?, claro que se la respuesta, pero es difícil de digerir aun sabiendo que yo soy el máximo responsable, y yo también soy el único que puede sacarme de este momento que estoy viviendo.

Los paradigmas de la vida…

En un día como cualquier otro, me sucedió algo que me dejo pensando en los paradigmas de la vida.

Un familiar que no voy a mencionar me llamo y lo raro de todo, es que creo que nunca me había llamado por teléfono, el escuchar su vos me pareció tan extraño como intrigante, se tomó la molestia de llamarme a mí y solo a mí para contarme algo muy importante para ella.

Me saludo y me dijo que me quería, y que estaba orgullosa de mí, me quede sorprendido ya que creo que en la vida habíamos hablado, seguí escuchando lo que tenía que decir y me dijo “Ya no soporto esta vida que me ha tocado, te estoy llamando para despedirme” me quede en silencio no sabía que decir, nunca me lo hubiera esperado. Después de quedarme un poco en silencio decidí hablar y decirle que no lo hiciera que había mucho por que vivir, que esa no era la solución.

Para cerrar esto ella decidió no hacerlo, supongo que no tuvo el valor o que mis palabras le ayudaron, tal vez solo quería hablar con alguien.

Después de eso me quede pensando en los motivos que tenía para seguir viviendo y me di cuenta que tenía muy pocos o casi nada, y es que cuando has perdido lo que más has amado en tu vida, vale la pena seguir viviendo?

Y es que nos pasamos la vida luchando, tratando de mejorar la vida de nuestros seres queridos pero cuando esos seres queridos ya no están, que nos toca hacer?  Ya no hay motivos, ¿para que luchar?

Día del Padre…

Hoy quiero hablar de una faceta de mi vida que casi no hablo, ya que mi vida personal es personal y casi nunca hablo de mi familia.

Mi papa, así le llamo yo, nunca le he dicho padre, le tengo un cariño muy especial a pesar que no nos vemos mucho, la verdad el mismo me acostumbro a no visitar a la familia porque en sus propias palabras, llegamos a aburrir si visitamos mucho.

Mi papa es un gran tipo, muy inteligente muy carismático, en resumen un gran personaje, me he pasado gran parte de mi vida tratando de que él se sienta orgulloso de mi, ya que siempre he querido ser como el, pero ahora que la vida ha pasado ya estoy buscando mi propia identidad y ya deje de imitarlo o de complacerlo para que se sienta orgulloso de mi.

La vida que nosotros compartimos fue muy extraña y al mismo tiempo de mucho aprendizaje, desde los 3 años mis padres se separaron y desde entonces estuve en una guerra entre mi mama tratando de hacerle daño a mi papa y mi papa tratando de ser algo que nunca había sido, una persona responsable.

Los primeros años de mi vida sin mí papa fueron muy terribles me marcaron como iba a ser en el futuro y como me comporte con mi familia de parte de mi mama, que llegue a odiarlos muchos,  que no voy a hablar de esto hoy, pero todas la presiones que sentía en la casa de mi mama me hizo  escapar de mi casa a los 9 años de edad he ir a buscar a mi papa.

Cuando llegue con mi papa, por supuesto que él no me esperaba no sabía que hacer conmigo no sabía cómo criarme, ya que él vivía en pura diversión y no sabía nada de ser responsable de algo, pero poco a poco fue aprendiendo, fue un proceso muy difícil para él ya que hizo muchas cosas que ahora que lo veo, no puedo creer que lo haya hecho, como por ejemplo que me inscribió a famoso CENTRAL PARA VARONES sin saber cómo era ese lugar, era tan descuidado, era tan descuidado que mucho muchos años vivimos de lo que el ganaba jugando cartas, como no sabía que hacer conmigo me daba dinero para que pasara todo el día en la maquinitas, yo creía que era un papa genial porque me dejaba hacer lo que yo quería, pero la verdad es que no sabía que hacer conmigo.

Entre tantas cosas que hacíamos juntos aprendí mucho de la vida y de la calle, ya que solo allí me la pasaba, me enseño a ser independiente ya que él no sabía nada de mí, si tenía tareas, si tenía hambre, no sabía si estaba enfermo, estaba tan perdido en todo.

Pero esto no es un reclamo es un recuerdo de lo que hemos vivido.

No se cuentos han peleado en su vida, creo que todos, pero yo tuve que pelear hombro a hombro con mi papa para defendernos en la calle, mucha veces peleamos juntos contra gente que se pasaba la vida jodiendo a los demás, mi papa siempre se metía a problemas por ayudar al débil y yo muchas veces pelee a la par de él, porque no podía dejar que le hicieran daño, mi papa se metió a tantos problemas que yo no me imagino que mi hijo viva lo que yo viví.

Que aprendí de mi padre, porque no todo era malo, me hizo pensar por mí mismo, me dijo que no podemos dejar que la gente imponga en nuestra mente lo que tenemos pensar o sentir me dijo que nosotros somos libres de pensar y que no somos ovejas que tiene que seguir a alguien o algo, la religión no va con él y conmigo tampoco.

Cuando mi papa me daba un consejo siempre parecía un regaño porque no deja que nadie opine cuando él está hablando, pero sus consejos son muy sabios, una persona adelantado a su tiempo en la forma de pensar y actuar, él siempre me enseño que la mejor forma de estar sano es el ejercicio, mi papa corría mucho antes que esto se volviera una moda, siempre ha estado sano y es un ejemplo para mí de cómo alguien debe de cuidarse.

Siempre me dijo que las responsabilidades enviejen a la gente y que no tome tan enserio la vida que después te arrepentís de no haber vivido la vida como se debe, y que los arrepentimientos no sirven de nada.

Bueno en fin mi papa me enseño algo muy impórtate y que es mi guía en mi vida, me dijo “Nadie tiene la culpa de la vida que llevas, no culpes a nadie de lo que pase, porque todo lo que te pasa es lo que vos mismo has construido”

Un día voy a escribir todas las aventuras y momentos difícil que viví con mi papa un hombre sabio, divertido y muy poco responsable pero lo poco que fue, fue suficiente para que yo fuera en sus mismas palabras, una persona de éxito.

SON LAS 12 Y NO PUEDO DORMIR

A donde va mi vida, que estoy haciendo yo para que mi vida sea mejor? Cuando me voy a dejar de quejar de las cosas y comenzar a valorar todo lo que tengo y que la vida me ha dado tal vez sin merecerlo o tal vez con merecimiento, pero sé que la vida me ha dado más de lo que yo me esperaba, gracias le doy a la vida, a Dios, a Buda, a Alá, a como se llame esa fuerza que mueve el universo, esa fuerza que no se ha olvidado de mí, aunque yo si me olvido de ella muchas veces.

Yo tengo muchas barreras en mi mente y una de las más grandes es la fuerza de voluntad, el poder hacer lo que yo realmente quiero, pero saber qué es lo que quiero es tan fácil o difícil dependiendo el momento y la circunstancia. Pero sobre todo dependiendo de que llevemos dentro, no sé cómo llamarlo pero es una fuerza que está dentro de nosotros y que tenemos que dominar pero muchas veces dejamos que nos domine. Nosotros somos los arquitectos de nuestra vida, lo que estamos viviendo hoy nosotros lo hicimos, lo que viviremos nosotros también lo haremos, entonces que estas esperando para ser mejor, que estas esperando para construir el futuro que sueñas, que estas esperando para ser una mejor persona?

En este momento, en este día y en esta hora quiero poner un antes y un después y quiero cambiar profundamente todo lo que no me gusta en mí, todo. No sé en qué persona me voy a convertir si logro cambiar, pero sé que la persona que soy ahora no me enorgullece, si yo sé que puedo ser mejor y tengo que ser mejor, tengo que hacerlo mí, por mi familia, tengo que hacer por esa energía que me ha dado tanto y quiere que yo sea una mejor persona de lo que soy.

La vida es muy corta para pasar gran parte de ella sintiéndote mal contigo mismo, debo aprovechar el tiempo y ya no tener sentimiento como los que tengo hoy, debo tener más momentos de felicidad, y para lograrlo solo está en mi hacerlo, en nadie más. Porque aunque vivamos rodeados de muchas personas que directamente o indirectamente influyen en nuestra vida, el que tiene la decisión de cómo vivir la vida, soy yo y nada más que yo, entonces a vivirla, a sentirte orgullo de ti mismo, a dar lo mejor, yo te lo voy a agradecer en el futuro, cuando te sientas orgullos de ti mismo y no más días como hoy, ya no más. En ti esta la decisión.

Para terminar quiero que cuando leas esto nuevamente Alan, quiero que te sientas muy diferente a como te sientes hoy, quiero que te sientas orgulloso de ti mismo, como persona, quiero que te sientas orgulloso de tus acciones y que estás dando lo mejor de ti para ser feliz y hacer feliz a las personas que amo.

Tú puede, siempre he confiado en ti… Puedes hacerlo

Dar ese 1% más.

Me he dado cuenta que parece que siempre estoy cerca de algo bueno, pero solo cerca. En todas las etapas de mi vida.

Yo creo que me esfuerzo como todos los demás, pero me está faltando dar ese extra, las personas que tiene éxito que y que sobrepasan sus propias expectativas, están dispuesta a dar ese extra y más.

De qué sirve que siempre estés dispuesto a hacer lo mejor en tu trabajo, si no estás dispuesto a dar un poco más en tu vida, es decir. Cuando los demás duermen, estudiar, cuando los demás ven televisión hacer ejercicio, cuando los demás son indecisos, ser decidido.

Esto es como si sueño no cumplido, el poder convertirme en una persona con iniciativa, ya que me he pasado la vida como apaga fuego y pocas veces he tomado mi tiempo libre para ser mejor persona.

El éxito es ha sido esquivo para mí, porque me cuesta creer, y allí es donde está el punto de inflexión, en dar ese 1% más.

El poder ser más proactivo que reactivo es donde está la diferencia de los buenos y los excelentes.

PD: Para que todo esto pueda funcionar tienes que vencer a tus miedos.

Ayuda espiritual

Siempre he dicho no a las religiones, pero desde hace ya un tiempo atrás he tratado de darle un giro a mi vida y no lo he logrado, tal vez la religión sea lo que estoy buscando, quisiera poder ser el mismo de siempre sin estos problemas de personalidad que me afectan.

Mi padre siempre me dijo que la gente que busca ayuda en Dios son unos cobardes por que no tener la fuerza de voluntad para enfrentar sus temores y se aferran a algo con la esperanza que los ayuden, pero cada día pierdo mas la fe en mi, y me siento que no encuentro salida, mis opciones son un psicólogo o una religión, el deporte definitivamente ya no me esta ayudando y el estudiar tampoco.

He tratado de desviar mi mente a cualquier otra cosa y no tener que sufrir por desordenes de personalidad y mi falta de control mental que tanto daño me han hecho en mi vida, aunque estos problemas se vean tan sencillos de resolver para cualquiera, para mi es una gran carga emocional que llevo día con día y no logro quitármela.

El escribir me quita un poco de ese peso, pero necesito ayuda extra algo que me diga que vale la pena seguir y sé que tengo mucha gente que depende de mi y tengo que seguir pero cada día es mas difícil.

Mi problema más grande es la inteligencia emocional como reaccionar a ciertas situaciones y como dijo alguien alguna vez, el hombre es el único animal que puede tropezar con la misma piedra una y otra vez. Yo tengo muchos años de tropezar y no ya no quiero volver a caer otra vez y quiero tener la fuerza para hacer lo que tengo que hacer y no hacer lo que no tengo que hacer. Algo tan simple y tan lógico que no se como no lo puedo hacer.

A veces puedo pasar meses sin que me afecte y me siento bien, pero cuando me afecta me bota y me deja mal y no encuentro solución.

He fallado otra vez y estoy buscando una salida una que me ayude a de una vez por todas controlar todas la cosas que odio de mi y aunque sé que nadie nunca va a ser feliz completamente quiero poder dominar este mal que me aqueja y no me deja vivir en paz.

Estoy buscando paz y no se donde encontrarlo, y aunque no quiero dejar este mundo sin dejar un huella, una huella buena que la gente me llegue a recordar por algo bueno, pero parece que la gente solo me ve por mis cosas malas y que no se dan cuenta que lo difícil que es para mi, aparentar ser una persona normal.

Quiero terminar diciendo que si alguna vez he ofendido a alguien perdón y también me pido perdón a mi mismo por que es a quien mas he dañado.