Momentos Especiales – Capitulo tres

La cruda realidad.

En esos años de mi vida todo parecía estar muy bien o muy mal, nunca había un punto medio, unos días antes estaba deprimido, sintiendo que el mundo se me venía encima, y ahora todo parecía muy bueno, el mundo me sonreía, aunque todo está igual.  Yo me paseaba por la calles con una sonrisa que no cabía, sentía que todo me salía bien. Mis amigos se me quedaban viendo, extrañados por mi comportamiento.

Ya pasaron 3 días desde aquel beso y no me puedo sacar de la mente ese momento, tan solo con recordarlo podría cerrar los ojos, y viajar a ese lugar y sentir ese mismo sabor, sentir esa sensación. Ella me dio el beso ganador, ella me dio los mejores besos que recuerdo en mi vida. Retomando la historia yo estaba muy feliz, todo está bien y a pesar que tenía días de no verla, me sentía muy feliz, como que un solo beso me bastaría para todo la semana.

El día de verla llego, me la encontré en la calle y cuando estaba dispuesto a darle otro beso de saludo, ella se desvió no me saludo, solo me vio. “¿Qué abra pasado?”, todo el día paso evitándome. Ese día me pase por su casa en la noche, toque a la puerta y ella salió. Yo esperaba que ella se entusiasmará con verme, pero su reacción fue normal, me pregunto “¿Qué quería?”, yo le dije que quería verla y que no podía olvidar ese beso, ella rio y me dijo “Eso ya paso, hay que superarlo”, yo no sabía porque me estaba diciendo eso, me estaba destrozando por dentro, tratando de encontrar una explicación, no me movía de su puerta. No recuerdo que exactamente fue lo que le dije, pero si puedo recordar que está insistiendo, tratando de que ella en algún momento me dijera algo, cualquiera cosa que me hiciera sentir bien, pero sus palabras fueron como alfileres en el corazón, me hizo recordar que ella tenía novio y que yo solo era un niño para ella, que el beso no significo nada y que me fuera a mi casa.

En efecto me fui, el camino hasta mi casa me pareció una eternidad, sentía que caminaba y caminaba y que no podía llegar, con lágrimas en los ojos camine, tratando de no llorar, después de una eternidad de caminar, entre a mi casa tratando de que mi familia no me viera así, ya que no iban a entender por lo que estaba pasando, como siempre uno no confía en cosas del corazón en sus padres, logre llegar a mi cuarto sin que nadie se diera cuenta, de lo que me pasaba y me tire en la cama, recuerdo que llore toda la noche y me fue muy difícil dormir.

Trate de seguir con mi vida y durante los siguiente meses, no vimos muy poco y ella me trataba como si nada hubiera pasado, ella siempre sonreía todo el tiempo, todo parecía bien en ella, se veía con su novio como siempre, todo parecía normal, mis amigos parecían muy felices, pero yo comencé a sumirme cada vez más en depresión, es increíble como pase de la depresión a la felicidad y nuevamente a la depresión, cuando uno es joven e inexperto, estas cosas pasan muchas veces, con el paso del tiempo parece que el corazón se vuelve duro y estas situaciones se vuelven más fáciles de digerir, pase por estas cosas muchas veces en la vida, y aprendí a sobrellevar  esto.

El destino quiso que ella y yo viviéramos muchas cosas juntos y así como ella me destrozo el corazón es día, yo también se lo destroce a ella. La vida nos juntó y nos separó una y otra vez, es difícil creer como termino nuestra historia juntos.

Anuncios

Publicado por

Medievals Times

Hay cosas que no caben en Twitter entonces por este medio me expreso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s